Cómo son las fachadas y cubiertas vegetales
Te contamos cómo son las fachadas y cubiertas vegetales. Las construcciones sostenibles ocupan cada vez más terreno, tanto por los beneficios que brinda como por exigencias de las autoridades en algunos países. Por tal motivo en Trabajos Verticales Valladolid traemos más información sobre este tema.

¿Qué son las fachadas y cubiertas vegetales?

Las fachadas y cubiertas vegetales son la base de la bioconstrucción al fusionar la estética con los recursos naturales. Se trata de una cobertura parcial o completa de fachadas y techos con vegetación. Esta sirve como aislante para las construcciones.

Se basa en colocar una capa de tierra (sustrato) sobre un muro o en el techo para que crezca la vegetación, y así obtener diversos beneficios. Para escoger las especies de plantas se deben tener en cuenta aspectos como el clima, disponibilidad de agua y la orientación hacia la luz solar.

Aunque no es una propuesta nueva, lo atractivo es que los arquitectos lograron crear estructuras más sostenibles y respetuosas con el medioambiente. La técnica funciona tanto para zonas frías como en las calurosas. Recordemos que https://www.trabajosverticales-alvasa.com/noticias/la-fachada-es-la-piel-de-nuestro-edificio/ y el techo es la parte esencial del diseño.

Cómo son las fachadas y cubiertas vegetales

Las fachadas vegetales tradicionales son las que han sido cubiertas por plantas trepadoras que crecen desde el suelo. Estas se apoyan en las paredes para extenderse. Generalmente se usa la hiedra, pero esta técnica amenaza la estructura y produce otros inconvenientes.

En la actualidad hay métodos para garantizar que no se produzcan daños utilizando vegetaciones como las epífitas tipo musgos, líquenes, orquídeas, helechos y bromelias. Estos no necesitan el suelo para crecer y se adaptan para hacerlo en vertical.

Existe la fachada con sustrato vertical. Lo que indica que la pared cuenta con capas de tierra y otros elementos que las fijan. El objetivo es que las plantas nazcan en la misma. De esta forma se cubre el área de manera uniforme y con diferentes tipos de vegetación. En este caso se recurre a plantas ligeras y que se adapten a la orientación de la fachada.

En cuanto a las cubiertas vegetales, las hay de tipo extensivas que son las más ligeras y soportan poco o ningún mantenimiento. Abarcan el césped, musgo, aromáticas y sedum. Necesitan sustrato adicional en comparación al resto de las plantas. Se escogen las de hoja perenne, árboles decorativos, rosales y azaleas para que resistan todas las estaciones.

Mientras que, las intensivas sostienen árboles de crecimiento medio o arbustos ornamentales. Por lo que exigen mayor mantenimiento. Además no todas las superficies son adecuadas para soportar su peso.
fachadas vegetales

Sistemas de fachada vegetal

La instalación de una fachada vegetal puede ser muy compleja. Pero en el sistema básico se construye una malla soporte en la que se enredará la vegetación que crece desde la base del muro. Se adapta para que cubra la altura del edificio o cada nivel.

También se usa el elemento contenedor en el que el sustrato y las plantas se unen a la pared de diferentes formas. Pueden ser de plástico o metal formados por módulos para facilitar la adaptación y que se mantenga la tierra en posición vertical.

Uno de los materiales más usados en este caso es el fieltro porque después se perfora para sembrar las semillas. Además, las plantas crecerán a través de este. Otra alternativa es dejar que la vegetación crezca con el contenedor en posición horizontal para luego colocarla en vertical.

El riego se realiza de forma artificial a través de un sistema por goteo. Se dejan caer gotas desde la parte alta. Lo que sobra es recogido en la parte baja por un canal para hacerla recircular. Se debe instalar una capa impermeable y un sistema de drenaje.

Ventajas y desventajas

Las paredes verdes tienen muchos beneficios al ser autosustentables, al igual que las cubiertas vegetales. Ambas reducen el uso energía y el gasto de agua. Las plantas limpian el aire al filtrar los metales pesados y generan oxígeno.

También regulan la temperatura y, por ende, se consume menos energía y se alarga la vida útil de la edificación.

Habrá menos ruido, un ambiente fresco y atractivo que hará que aumente el valor del inmueble gracias a los proyectos de cubiertas vegetales en edificios. Estos pueden ser claves para luchar contra las emisiones de dióxido de carbono, el calentamiento global y el cambio climático.

Se ha demostrado que la gente es más feliz en entornos verdes. Asimismo, el drenaje de la cubierta vegetal y la tierra retrasan la descarga de lluvia en las alcantarillas. Al ser absorbida por las plantas el agua se purifica y otra parte se evapora a través de sus hojas. Sumando todo esto, ayuda a estabilizar el nivel del agua subterránea.

Aparte protegen la impermeabilización de cubiertas, crean un ambiente para la biodiversidad y son una barrera resistente al fuego. Propician la recuperación de los pacientes, pueden jugar un importante rol psicológico. Por otro lado, con los tapices verdes los gastos destinados al mantenimiento en cubiertas vegetales es mínimo.

Esto debido a que los tapices son precultivados y no tienen cabida las malas hierbas. Además, su instalación es rápida y fácil. Su capa superior es resistente a la erosión. Sin embargo, ambos proyectos tienen algunas desventajas como el gasto que puede acarrear cumplir con los requisitos estructurales para su instalación. Aparte de la inversión en mano de obra calificada.
cubiertas vegetales

Cuidado de las fachadas ecológicas

Hay que estar muy atentos con el cuidado y mantenimiento de las fachadas ecológicas, sobre todo en verano. El sistema de riego ideal es el hidropónico que aporta los nutrientes al filtrar el agua por las raíces. Otro punto importante es escoger especies que no se afecten entre sí con bacterias o bichos.

Se deben regar periódicamente durante dos o tres semanas luego de su instalación. Es importante eliminar las malas hierbas con una inspección anual exhaustiva. Se recomienda hacerlo en primavera. Igualmente se aconseja revisar el drenaje, limpiar las canaletas y desagües regularmente. Adicionalmente realizar un abonado de mantenimiento cada año.

Entre las recomendaciones técnicas para proyectos de cubiertas vegetales tenemos que es imprescindible tomar en cuenta el diseño de las mismas. Así como las instrucciones del fabricante de los componentes.

De igual forma, hay que tener la superficie limpia y seca para las impermeabilizaciones. Procurar que no haya protuberancias al colocar la lámina de PVC y cubrir bien la protección anti-raíz.

El drenaje se ubica en una estructura de soporte suave y con una pendiente adecuada. Se deben atender al pie de la letra las recomendaciones del tipo de medio de crecimiento y del método de siembra.

Con lo expuesto tendrás una idea de cómo son las fachadas y cubiertas vegetales. Si necesitas expertos en trabajos verticales contáctanos.