Guía de mantenimiento para una impermeabilización

El cuidado de techos y tejados para evitar filtraciones es muy importante para mantener en perfecto estado las estructuras. Desde Trabajos verticales Valladolid te traemos la guía de mantenimiento para una impermeabilización. Aprende todo lo que necesitas saber al respecto.

Impermeabiliza tus tejados y cubiertas

Una impermeabilización bien hecha y cuidada favorecerá el tiempo y durabilidad de los tejados y cubiertas de tu hogar. Estos pueden verse afectados por los agentes externos del mismo ambiente.

La lluvia, el calor, el frío e incluso la contaminación pueden ser de las razones para el deterioro de los techos. Como forma preventiva se aplican los impermeabilizantes que se encargan de protegerlos y de evitar fisuras que resultan filtraciones y humedades. Este es un problema que puede ser realmente incómodo, pues daña la pintura de las paredes o incluso las estructuras.

Al realizar una impermeabilización en Valladolid es importante contar con expertos. Que aseguren un buen trabajo y acabado duradero.

Guía para hacer el mantenimiento de una impermeabilización

Si bien la impermeabilización se encarga de mantener  en buen estado tus techos o tejados. Estas también requieren de un cierto mantenimiento para que puedan tener una mayor vida útil. En este post te explicaremos sobre cuáles son los pasos que debes seguir para poder aprovechar el mayor tiempo posible tu impermeabilización.

Realiza revisiones anuales

Algo que se suele olvida es que aunque las impermeabilizaciones pueden estar muy bien hechas, para resguardar tu techo por más tiempo también necesitan de cuidados. Para esto es de suma importancia hacer revisiones cada cierto tiempo.

El error que muchos suelen cometer es pensar que todo está bien hasta que tienen problemas de filtración. Si dejas que eso pase es posible que el daño de tu impermeabilización sea irreparable. Eso significa que debes hacer un gasto mucho más grande para aplicar una nueva.

Calcula cada cuánto deben ser las revisiones. Cada tipo de impermeabilizante requiere de atenciones específicas. Por lo que debes tomar en cuenta esto al momento de pensar cada cuanto se deben hacer las revisiones.

Sin embargo existen otros aspectos importantes a los que se les debe tener consideración. Como lo es el uso que se le da al techo o azotea y la frecuencia con la que hay personas en ella. También se debe pensar en los árboles que se encuentran a su alrededor.

Hacer revisiones anuales es lo más recomendado. Ya que de ese modo podrás detectar rápido si algo no anda bien.

Problemas comunes de las impermeabilizaciones

Algunas de las situaciones más comunes con las que te puedes encontrar son:

  • Los encharcamientos: Esto sucede cuando hay una acumulación de hojas, diferentes tipos de basura o animales muertos. De modo que evita que las bajantes pluviales mantengan en buen estado y por ende tienden a taparse.
  • Daños en la impermeabilización: Sucede cuando se tiene algún problema con insectos, en especial con hormigas. Estas provocan perforaciones en el impermeabilizante. Lo ideal es llamar a una compañía de fumigación en caso de que la situación un poco más compleja.
  • Perforación o fisura del material: Con el pasar del tiempo y dependiendo de las condiciones del ambiente es posible se pueden producir este tipo de desgastes.
  • Perforaciones provocadas por terceros: Existen algunos casos en los que se hacen trabajos en el techo y si no tienen precaución pueden ocasionar daños que si no son detectados empeoran.

Toma en cuenta el tipo de impermeabilización

Existen diferentes tipos de impermeabilizantes. Por lo que cada una debe tener una limpieza y cuidados diferentes. Algunos de ellos requieren de capas protectoras mientras que otros no.

Es importante que investigues el material de la impermeabilización para saber qué acciones son mejores para el que tengas. Además que algunos como los acrílicos requieren de mucha más atención, porque no son tan resistentes.

Por lo que si deseas optimizar su tiempo de vida lo mejor es aplicar cuidados y revisiones constantes en caso de cualquier situación irregular.

Realiza el repintado

Después de cierto tiempo, es posible que tu impermeabilización adopte un color un poco ennegrecido, incluso hasta decolorado. Esto te indica que es el momento para que aplicar una pintura protectora especial para impermeabilizantes.

Esto es ideal para devolverle la vida al material. Y protege la impermeabilización para que tenga mucha más durabilidad.

Corrige si hay algun problema

Corrige a tiempo si hay algún problema

Está siempre atento ante los detalles. Un pequeño desperfecto al principio puede convertirse en un problema mayor a largo plazo. Las fisuras, remates y esquinas que no están bien se pueden reparar con facilidad.

Puedes encontrarte con levantamientos en secciones del impermeabilizante. Desprendimientos de remates por un mal acabado o el deterioro del producto. Esto puede corregirse de ya sea aplicando un poco más del material o repintándolo.

Busca a un experto para la tarea

Algo que es sumamente necesario para cualquier trabajo de este tipo es contar con la asesoría de un experto en el área. Muchas personas deciden hacer tanto instalaciones como reparaciones por sí mismos. Y lo único que consiguen es gastar más de lo que tenían previsto en un principio.

Busca y contrata una empresa especializada en impermeabilizantes. Estos se encargaran de todo el proceso y de darte información acertada, porque son los expertos. Siempre puedes contar con nuestra asesoría. Solo necesitas contactarnos.

¿Cuándo se debe reimpermeabilizar?

Aun cuando se le den los cuidados apropiados al impermeabilizante estos tienen un tiempo específico de durabilidad. Por lo que inevitablemente llegará el momento en el que se requiera hacer una reimpermeabilización. Esto es completamente normal. Pues luego de largos periodos y aunque se le ha dado buen mantenimiento que además sea constante, el impermeable ya no resiste.

Tu contratista puede prever esto y darte una alerta sobre cuando está cerca el momento de cambiar el material. En las revisiones anuales notarán si solo es necesario reparar o si hay que hacer una imperbealización nueva.

Aplicando está guía de mantenimiento para una impermeabilización podrás aprovechar por más tiempo la vida útil de este material. Recuerda siempre buscar a un experto en este tema para que sea el que te asesore sobre su instalación y cuidados.