Qué mantenimiento necesita un aire acondicionado
Un cuidado adecuado del sistema de climatización garantiza que funcione de forma eficiente, ofreciendo enfriamiento o calefacción según sea necesario. Si no conoces acerca del tema, en Trabajos Verticales Alvasa te explicamos qué mantenimiento necesita un aire acondicionado.

Consejos para cuidar su equipo

  • Temporizador:

Para no forzar el compresor es importante utilizar un temporizador. Si tu equipo de aire acondicionado no cuenta con uno, puedes instalarlo como un dispositivo adicional, asegurándote de que el voltaje coincida con su equipo.

El temporizador te ayudará a configurar la temperatura. Más altas cuando estés fuera de casa y más bajas cuando llegues a tu hogar. Esta función permite que el compresor no tenga que trabajar en enfriar toda la casa al volver a encender el equipo si este estuvo apagado mientras estabas fuera.

  • Aislamiento:

Utilizar aislamiento mantendrá tu casa con una temperatura fresca. Coloca aislamiento en los conductos de áticos y sótanos.

  • Unidad fresca:

Mantener la unidad de aire acondicionado alejada de los efectos del sol y el calor prolonga la vida útil de su equipo. Coloca persianas o cortinas en las ventanas donde la casa recibe más luz solar o complementa la función del aire con ventiladores.

  • Flujo de aire:

Procurar que dentro de casa haya flujo del aire es beneficioso para el equipo. Cuando no hay fluidez los sistemas de aire central se desequilibran. Evita tener todas las puertas cerradas a la vez.
limpieza y mantenimiento de aires

¿Qué mantenimiento necesita un aire acondicionado?

Para mantener su equipo de aire acondicionado en perfectas condiciones, este requiere de ciertos cuidados. Algunos podrás hacerlos tú mismo y otros necesitarás de un servicio técnico especializado como el que puede encontrar en instalación de aire acondicionado en Valladolid.

Revisar el condensador

La función del condensador es rechazar el aire caliente del exterior luego de que enfría la casa. El condensador tiene un ventilador para soplar el aire. Es necesario chequear que no haya hojas secas, bolsas u otros desechos obstruyendo el ventilador o el flujo de aire. Desconecte la unidad de la corriente y, cuidadosamente, con un cepillo puede retirar estos elementos.

Limpiar los filtros

Muchos de los evaporadores internos tienen filtros diseñados para atrapar el polvo y que pueden retirarse para limpiarse.

El procedimiento para la limpieza es sencillo, solo se necesita agua y un jabón neutro. Luego, retira los filtros, lava con agua y jabón para quitar el polvo. Después debes enjuagar y secar bien antes de volver a colocarlo. Es recomendable hacer esto una vez al mes.

Los filtros electrostáticos son un tipo de filtro secundario y no pueden lavarse, deben ser sustituidos por unos nuevos.

Los filtros sucios y tapados disminuyen la calidad del flujo de aire y el sistema no funciona adecuadamente. Incluso, pueden provocar un consumo de energía adicional entre 5 y 10 %.

Limpiar el evaporador

Mantener el evaporador limpio permite que el aire acondicionado continúe enfriando de forma eficiente. Si está sucio se obstruye y no fluye bien el aire.

Para limpiar los serpentines que forman parte del interior del evaporador se requiere una aspiradora o un paño húmedo. Se debe hacer una vez al mes o más frecuente, dependiendo del uso.

Chequear los conductos

Un sistema de aire acondicionado central necesita revisión de los conductos, verificar que estén bien sellados y herméticos. En caso de no ser así, con sellador se pueden corregir las juntas sueltas o agrietadas.

Es importante recordar que los muebles no deben bloquear las rejillas o salidas de aire.

Revisar el control remoto

El mando a distancia de su equipo de aire acondicionado es una pieza necesaria para controlar de forma correcta y operar todas las funciones del aire.

Si piensa pasar un tiempo sin usarlo retire las baterías del control.

Los alrededores del compresor

Normalmente el compresor del aire acondicionado se encuentra fuera de la casa. Para que funcione correctamente debe tener medio metro de separación de cualquier objeto en los cuatro costados. Por ello, se deben cortar ramas, arbustos, hierba y eliminar cualquier otra cosa que pueda afectar el funcionamiento de la unidad.

Un equipo de aire acondicionado que funciona correctamente tiene la finalidad de eliminar la humedad del ambiente y que los personas se sientan cómodas.
Si, por el contrario, el aire está funcionando de forma incorrecta o está sucio, el ambiente estará propenso a la formación de microorganismos, como por ejemplo el moho. Cuando en el ambiente hay humedad y moho hay muchas probabilidades de que surjan o empeoren enfermedades como el asma o las alergias.

Paso a paso del manteniento

equipos de aire acondicionado
Esta es una guía sencilla y fácil de comprender cómo es el mantenimiento de un aire acondicionado central.

Paso 1

Lo primero que se debe hacer al trabajar con equipos electrónicos es desconectarlos por completo de la corriente. Para mayor seguridad corta también la corriente desde la caja de interruptores de la casa.

Paso 2

Con la ayuda de un destornillador, retira o levanta la rejilla del ventilador. Y usando una aspiradora o un paño húmedo retira las hojas y escombros que puede haber en el interior.

Paso 3

Para limpiar las aletas o cubiertas exteriores usa una aspiradora con un cepillo para retirar todo el sucio acumulado. Luego, con una manguera, rocía agua desde el interior al exterior, sin demasiada presión.

No se recomienda el uso de un hidrojet.

Paso 4

A través de las aletas fluye el aire, si hay alguna obstrucción o no están rectas se reduce la eficiencia del equipo. Con el uso de un cuchillo de mesa o alguna herramienta plana y delgada, ve enderezando las aletas una a una con mucho cuidado. Se debe tener especial cuidado con el tubo que está entre las aletas para no romperlo o dañarlo.

Paso 5

Finalizado esto, vuelve a colocar la rejilla del ventilador y coloque los tornillos. Limpia los alrededores del compresor, eliminando hojas, ramas o cualquier tipo de vegetación para asegurar el flujo de aire.

Es recomendable en los meses de invierno, cuando no se usa el equipo, resguardar la parte superior donde está la rejilla para que no se acumule basura dentro. No cubras la unidad por completo, deja los laterales descubiertos para que no se genere humedad excesiva dentro.

Recuerda quitar la cubierta cuando vayas a usar nuevamente el aire acondicionado.

Paso 6

Revisa que la unidad esté nivelada. Por efectos del peso y del suelo, la base que soporta la unidad puede comenzar a inclinarse a un lado. El desnivel puede ocasionar que el condensador se dañe. Es posible que lo puedas reparar tú mismo; de lo contrario, solicita ayuda o contrata a alguien.

Paso 7

En la unidad que se encuentra dentro de casa, hay que limpiar el serpentín del evaporador con la ayuda de un cepillo suave para quitar el polvo. Luego se debe rociar el serpetín con un producto especial de venta en tiendas especializadas.

Al rociar el producto se formará una espuma que caerá en la bandeja del drenaje. No olvides despejar bien el drenaje con agua y cloro, o con un producto especial. Un drenaje sin obstrucción evita la formación de algas en el futuro.

Paso 8

Ubica el tubo por donde la unidad de aire acondicionado drena el agua. Si el desagüe está obstruido deberá limpiarse y destaparse. Si dispones de una aspiradora que funcione para seco y mojado puedes utilizarla. Colócala en la línea final del drenaje y enciende por pocos minutos. Después de esto, el desagüe estará listo.

Paso 9

Llegó la hora de limpiar los filtros que se puedan lavar con agua y jabón suave. Frota con una esponja y elimina la suciedad. Deja secar bien antes de instalar.

Si los filtros son desechables debes reemplazarlos por unos nuevos. Verifica que los que compraste tengan las mismas especificaciones que los que estás retirando.

Por último, puedes reconectar la electricidad y encender tu aire acondicionado.

Llamar al técnico

Anualmente es necesario hacer un manteniendo al equipo de aire acondicionado, realizada por un equipo profesional. Podría contratar a la empresa encargada de la instalación del aire inicialmente o algún proveedor de servicio de la zona.

Igualmente requerirá de un servicio técnico en aire acondicionado cuando no esté funcionando correctamente.

Las tareas que el técnico debe hacer son:

  • Revisar la cantidad de refrigerante.
  • Hacer pruebas para comprobar que no haya fuga de refrigerante.
  • Revisar los filtros, hacerle limpieza a los que se pueda y sustituir los que sean necesario cambiar.
  • Chequear los conductos centrales para verificar que no haya fugas. En caso de haber alguna fuga deberá sellar.
  • Medir el flujo de aire que pasa por el serpentín del evaporador.
  • Limpiar y chequear las bobinas.
  • Revisar sopladores y ventiladores.
  • Inspeccionar las terminaciones eléctricas.
  • Revisar el termostato.

Un especialista podrá detectar cualquier falla y solucionar el problema que tenga tu equipo de aire acondicionado.

Saber qué mantenimiento necesita un aire acondicionado te da la ventaja de conocer cada cuánto hay que hacer un chequeo, sustituir filtros y hasta darse cuenta de que hay reparaciones o sustituciones que puedes hacer por tu cuenta. Mantener tu equipo en buenas condiciones le ayuda a ahorrar dinero.