Sistemas para impermeabilizar la fachada exterior
Para evitar los daños que provocan las filtraciones y humedades en las viviendas hay que aplicar alguno de los sistemas para impermeabilizar la fachada exterior. La elección depende de factores como el material a recubrir. En Trabajos Verticales Alvasa le ofrecemos algunos consejos para llevar a cabo este trabajo.

Beneficios de impermeabilizar la fachada

Los muros absorben el agua y la humedad exterior si no tienen los cuidados pertinentes. En consecuencia, no solo afectan la estética, sino que provocan daños a la estructura hasta el punto de llegar a ceder.

Por eso, invertir en una impermeabilización a tiempo ahorrará dinero y molestias con el pasar de los años.

A continuación, enumeramos los beneficios que obtendrás al impermeabilizar la fachada exterior de tu casa o edificio:

  1. Previenen los daños a la estructura causados por la humedad y que pueden afectar la salud y seguridad de quienes habitan el inmueble.
  2. Evitas la aparición de moho y manchas por humedad características de este problema. Cuando estos se hacen presentes son difíciles de eliminar, así que también te ahorrarás el trabajo de hacerlo.
  3. Los tratamientos de este tipo aumentan el valor del inmueble porque previene la aparición de filtraciones y daños en general que provoque el agua.

¿Cómo elegir el mejor impermeabilizante para muros?

Existen diferentes tipos de impermeabilización para las fachadas y muros exteriores. Todos tienen en común el mismo objetivo, que es evitar el paso de la humedad a través de estas paredes. Sin embargo, no todos funcionan de la misma manera.

La efectividad del sistema que elijas depende en gran parte de la superficie sobre la que se vaya a aplicar. Por ejemplo, si se hace sobre un ladrillos a la vista es conveniente un sellador, mientras que a los revestimientos de piedra se protegen con líquido hidrofugante.

También influye el clima de la zona donde está la vivienda o edificio. Si está en un lugar donde las precipitaciones son abundantes se aplica pintura plástica impermeabilizante.

Para hacer la elección correcta lo mejor es consultar con expertos que estén familiarizados con las distintas opciones. Asimismo, que conozcan el clima de la zona para elegir el nivel de protección adecuado.

Aparte de lo anterior, también hay que tener en cuenta que se trata de la fachada, la primera imagen que tendrán los visitantes al inmueble. Por lo que querrás que los materiales y colores resistan mucho tiempo. El impermeabilizante no debe alterar el color de los muros.

Las lluvias, el viento, la luz del sol son factores que alteran el aspecto de la fachada. Es importante que el producto contribuya a protegerla de las inclemencias del clima.

Las impermeabilizaciones en Valladolid son fundamentales para mantener la vivienda en buen estado por más tiempo.

Sistemas para impermeabilizar la fachada exterior

Para elegir cuál es el mejor impermeabilizante para paredes exteriores necesitamos conocer antes los que están disponibles. A continuación, explicamos las distintas alternativas que encontrarás en el mercado.

Impermeabilizantes hidrófugos

Este producto es un líquido transparente que al aplicarlo sobre la superficie impide que el agua penetre. Es el que se utiliza cuando se trabaja sobre materiales porosos como el ladrillo o piedra.

Los productos hidrófugos contienen partículas que penetran en los poros y así evitan que el agua se filtre. Dentro de la variedad que existe encontrarás los que contienen fungicida, que ayudan a prevenir la formación de hongos y moho en las paredes.

Lo que hacen es repeler el agua desde adentro. Después de aplicarlo notarás que al caer el líquido se forman burbujas en la superficie que luego resbalan sin penetrar en la pared.

Su aplicación es sencilla, se puede hacer con rodillo, brocha o un pulverizador.
impermeabilizar paredes de piedra

Selladores transparentes

Si te preguntas cómo impermeabilizar una pared de ladrillo exterior, esta es la mejor alternativa. Los selladores incoloros se utilizan para recubrir las paredes de ladrillos a la vista. La ventaja que tiene es que no altera la estética de este material.

Los selladores transparentes contribuyen también a proteger el ladrillo del desgaste. Son fáciles de aplicar y debe hacerse cuando el muro está seco para que el tratamiento sea efectivo.

Este tipo de impermeabilizante permite que la pared respire para que no haya condensaciones en el interior.

Impermeabilización con mortero

También se puede impermeabilizar la fachada con una mezcla de morteros. Esta capa que se aplica sobre el muro se encarga de corregir defectos pequeños, como las grietas que pueda haber en la fachada. Al mismo tiempo la impermeabiliza.

Además de mortero, se puede utilizar cal para recubrir la fachada exterior. Este impide que el agua se filtre y favorece su evaporación.

En el mercado también hay aditivos impermeabilizantes que se le agregan al mortero o cemento para proteger la estructura.

Pinturas impermeabilizantes

Hay distintos tipos de pintura impermeabilizantes para exteriores y se recomiendan como un método complementario.

Están las pinturas plásticas, dentro de las cuales están las vinílicas y las acrílicas. Son resistentes a las inclemencias del clima. También son pinturas que secan rápido, en el caso de las vinílicas tienen mayor variedad de colores que las acrílicas.

Se pueden encontrar pinturas plásticas con propiedades fungicidas y fáciles de lavar.

Otro tipo de pintura que se utiliza para impermeabilizar es la de cal, que da un acabado mate a la fachada.

La pintura de silicato, por otra parte, está entre las más efectivas ya que tienen gran resistencia; protege contra el moho; es duradera, y permite el paso de agua. No funciona sobre paredes que han sido pintadas antes con cal o tienen acabado de yeso.

Consejos para impermeabilizar las fachadas

Antes de aplicar cualquier tratamiento a la fachada hay que asegurarse de que estén limpias y en buen estado. Estas recomendaciones te ayudarán a entender cómo hacerlo:

  • Hay que limpiar bien la superficie a impermeabilizar, quitar la pintura que esté suelta y eliminar el moho si lo tuviera.
  • Revisar si hay alguna grieta en la pared, de ser así hay que repararla antes de impermeabilizar.
  • En las paredes de piedras o ladrillos, sustituir las piezas que estén rotas.
  • Asegúrate de corregir cualquier foco de humedad que haya en la fachada antes de aplicar cualquier tratamiento.
  • Los muros deben estar secos antes de impermeabilizar.

¿Conocías estos sistemas para impermeabilizar la fachada exterior? Consulta con nuestros especialistas para elegir la mejor protección para los muros y la cubierta de tu casa.