Consejos para iniciar la reforma de tu vivienda
Renovar una casa es un proyecto que requiere atención y cuidado a los detalles, incluso antes de comenzar. Para garantizar el éxito de este trabajo, te traemos estos consejos para iniciar la reforma de tu vivienda que te servirán de guía. Toma nota y aplícalos cuando pongas en marcha tu plan.

7 consejos para iniciar la reforma de tu vivienda

Cuando la vivienda ha quedado desactualizada o las necesidades del propietario cambian, una renovación permitirá recuperar los espacios. Pero este es un proceso arduo con el cual no todos están familiarizados.

Comenzar a trabajar en este proyecto sin una base es un riesgo porque podemos pasar por alto detalles importantes. Por eso es importante establecer una ruta de trabajo antes de iniciar tus reformas integrales de Alvasa. De modo que prestes la atención debida a cada paso y no olvides nada.

Haz una lista con las necesidades de tu vivienda

Recorre tu vivienda y presta atención a cada espacio. Piensa qué te gustaría cambiar y qué funciona así como está. A partir de ahí elabora una lista con todo aquello que quieres mejorar. Este será el punto de partida para comenzar la reforma de tu casa.

Mientras más detallada sea la lista, mejor. Así, al momento de buscar presupuestos, estos serán más exactos. Además, es la base que utilizarán el arquitecto y el diseñador de interiores para elaborar el proyecto.

Te puede interesar:  Por qué necesitas un sistema de pinchos antipalomas

Durante este paso es importante tomar en cuenta las necesidades de todas las personas que habitan en la vivienda.

Establece prioridades para determinar cuáles son los cambios imprescindibles.

Busca inspiración para la reforma

Revisa sitios web de diseño interior y reformas, revistas, visita tiendas de decoración, etc. El objetivo de esto es encontrar inspiración para lo que quieres hacer en tu vivienda. Tener claro cuál es tu estilo permitirá definir mejor el proyecto.

Arma un tablero inspiracional con imágenes y muestras de lo que quieres incluir en la vivienda. Sin embargo, recuerda que no siempre es posible hacer todo lo que deseas, por lo que debes ser flexible a los cambios.

Redefine la distribución de la vivienda

Ya que tienes una idea más clara de lo que quieres piensa cómo lo aplicarías en tu casa, cómo se distribuirán los espacios. Hay aplicaciones que te ayudarán a hacerlo, incluso puedes hacer un boceto con tus ideas.

No obstante, la ayuda de un profesional es valiosa en este punto porque hay que tener en cuenta los detalles estructurales e instalaciones de la vivienda. Por ejemplo, si quieres mover el baño a otro lugar, hay que instalar tuberías nuevas, lo que encarecería la reforma.

Pide presupuestos

Está claro que hacer una reforma es caro, pero es posible adaptar el proyecto a tus recursos. Por ello, es importante recurrir a varias empresas de reformas para calcular el costo del proyecto.

Al solicitar los presupuestos asegúrate que cada empresa incluye los mismos elementos. De esta manera puedes hacer una comparación realista.

Elige la empresa adecuada

Una vez que tengas los presupuestos, compara la oferta de cada empresa y escoge la que más te conviene. Decidirse por una empresa u otra puede ser complejo. Debes comparar el presupuesto, los servicios que ofrecen, las formas de comunicación con el propietario, entre otros factores.

Te puede interesar:  ¿Cuál es la importancia del mantenimiento de edificios?

Pide opinión a clientes anteriores y observa los proyectos en los que han trabajado antes de tomar una decisión.

Cuando eliges la empresa es imprescindible firmar un contrato de obra. En el documento se establece cuáles son las reformas que se harán, el costo, tiempo de entrega, entre otros detalles.

El contrato ayudará a evitar discusiones durante la ejecución de la obra. Por eso es uno de los consejos para iniciar la reforma de tu vivienda al que debes prestar más atención.

Busca subvenciones

Averigua si la comunidad autónoma en la que vives ofrece ayudas económicas para las reformas que quieres hacer. Por lo general estas están dirigidas a mejoras en la eficiencia energética, inmuebles sostenibles, mejoras en la accesibilidad.

Estas subvenciones ayudarán a reducir la carga económica que debes asumir en la reforma.

Permisos legales y comunitarios

Si el inmueble está en una comunidad de viviendas debes revisar los estatutos para asegurarte qué tipo de reformas puedes hacer. De igual forma, tienes que avisar a la comunidad para que estén al tanto de los trabajos.

Aparte de las normas comunitarias están las licencias y permisos municipales. Las autorizaciones que necesitarás varían de acuerdo a dónde vivas. Las reformas integrales se catalogan como obras mayores y requieren permisos específicos. Es común que las empresas de reformas te ayuden a tramitarlos.

via GIPHY

¿Por dónde comenzar una reforma integral?

Después que has cumplido con los pasos anteriores, estás listo para poner en marcha el proyecto de reforma. La empresa que hayas contratado te indicará qué viene a continuación y qué esperar de todo el proceso.

Te puede interesar:  Ventajas de hacer reformas en invierno

En términos generales, lo que sigue es vaciar la vivienda y llevar las pertenencias a un lugar seguro. Si algún objeto no se puede retirar, entonces debe protegerse bien para que no se dañe y asegurarse de que no afecte las labores de los operarios.

También se incluye en este punto la demolición de todos los elementos que no sean necesarios.

A continuación, se distribuyen los espacios y se hacen las nuevas instalaciones eléctricas, de fontanería y climatización. Para finalizar, se hacen los acabados de la obra.

El responsable de la obra mantendrá contacto con el propietario para indicarle todos los avances o si se presenta algún imprevisto.
distribucion de la vivienda

Errores a evitar cuando vas a hacer una reforma

Estos son algunos errores en los que incurren los propietarios cuando van a hacer una reforma:

  • Elegir la empresa con el presupuesto más barato sin comprobar su experiencia.
  • No reservar un porcentaje del presupuesto para imprevistos en la obra.
  • Hacer cambios sobre la marcha, ya que estos afectan tanto el tiempo de entrega como el presupuesto.
  • Incumplir con los permisos y licencias, lo que puede significar multas o tener que echar para atrás la obra.
  • Tratar de apresurar los tiempos de trabajo.

Sigue estos consejos para iniciar la reforma de tu vivienda y reducirás las posibilidades de que se presente algún inconveniente. ¿Necesitas hacer una reforma en tu inmueble? Contáctanos.