patologías más comunes en las cubiertas

En Trabajos Verticales Alvasa te explicamos cuáles son las patologías más comunes en las cubiertas. Para que sepas a qué está expuesta esta parte tan importante de tu casa y qué puedes hacer para que te dure más tiempo.

Causas de las patologías en las cubiertas

Independientemente de la patología, hay orígenes en común para estas, son las causas de raíz de los problemas que pueden surgir. El Manual de Patología de la Edificación de la Universidad Politécnica de Madrid, que data de 2004 los explica, los enumeramos en orden de relevancia:

  • En la redacción del proyecto: se trataría de errores en los cálculos, puede ser en planteamientos de hipótesis o en el desarrollo de los cálculos. También error en la concepción constructiva o detalles constructivos.
  • En la ejecución: fallas en la ejecución, puede ser por falta de control o de profesionalidad de quienes llevan a cabo la obra.
  • En los materiales: debido a elección incorrecta para lo que se hace o para la ubicación de la obra. También falta de control de la fabricación o en la recepción.
  • En el mantenimiento: no se preocuparon por la conservación, por reparaciones o por limpieza.
  • En acciones externas: desastres naturales o acciones contaminantes.

Todo esto sería la causa de las patologías en los distintos tipos de cubiertas y en los tejados.

En el Manual también indican las acciones productoras de la patología, que son:

  • Factores ajenos a la cubierta, es decir, aquellos que no son de la cubierta en sí. Estos pueden ser movimientos estructurales, movimientos de cimentación y la influencia de factores externos como desastres naturales, siniestros, etc.
  • Factores inferidos de la cubierta del edificio: son problemas de la cubierta que afectan el resto del edificio. Entre ellos: movimientos o fallos en los elementos de soporte, movimientos no controlados de la estructura, pérdida de la función de envolvente de la estanca, deterioro de las fachadas, aparición de humedades, pérdida de la función aislante, entre otros.
  • Factores de la propia cubierta: mal funcionamiento de elementos dentro de la propia cubierta, pueden ser de base, aislante y otros.

patologias techos

Patologías más comunes en las cubiertas

Explicamos algunas de las patologías más comunes en las cubiertas:

Defectos de desgaste en los techos

El material usado en los techos puede ser de naturaleza orgánica o inorgánica. Los orgánicos se deterioran con mayor facilidad debido a la acción del clima, en comparación con los techos inorgánicos. La tasa de deterioro incrementa si en la atmósfera se concentran contaminantes industriales.

En este caso, se puede prevenir el desgaste de las cubiertas inspeccionando los techos una o dos veces al año, evitando que los árboles interfieran con los techos y ventilándolos en áreas donde es más propenso a nevar.

Presiones por el clima

El viento rara vez daña las cubiertas, pero sí afecta los tejados. Los techos en áreas de mucho viento pueden sufrir
la presión de la brisa en los bordes. Esto puede despegar la membrana que los cubre y necesitarás reformas de tejados en Valladolid.

Si son vientos muy fuertes pueden afectar las cubiertas también.

Problemas debido a mal mantenimiento

Las cubiertas planas o con poca inclinación requieren de mucho mantenimiento, para recolectar sedimentos y agua que eventualmente puede destruir la cubierta. Por tanto, hay que hacerle chequeos unas dos veces al año.

El mantenimiento es una de las principales formas de mantener tu techo sano. Si tu cubierta desarrolla filtraciones que no notas o tiene problemas de ventilación, la condensación de agua causará problemas estructurales.

Una vez que las vigas y demás partes de la cubierta comienzan a pudrirse, esto puede llevar al surgimiento de pestes y moho.

Defectos debido a fallas en el diseño

Los defectos en las cubiertas causados por problemas en el diseño son difíciles de solucionar. Estos pueden ser corregidos reemplazando la cubierta o los materiales.

Algunas de las patologías más comunes son poca inclinación, fallas en el drenaje que causan acumulación del material. También que el diseño del sistema no permita la expansión y contracción necesaria.

También puede ser que la estructura que sostiene la cubierta no pueda con el peso de esta y empiece a ceder.

Un techo que no está diseñado según los estándares para su uso, es decir, tomando en cuenta la ubicación, el clima, etc. está más propenso a fallar.

Problemas en el recubrimiento de la base

El recubrimiento de la base se coloca entre la superficie del techo y la superficie vertical, para evitar la penetración de agua. Si no está bien hecho puede causar problemas como:

  • Insuficiencia de la altura del recubrimiento.
  • Mala adhesión.
  • Insuficiencia del recubrimiento.
  • Pérdida de aislamiento.

Mala combinación de los materiales

Cuando se instala la cubierta se ponen una o barias vigas para soportar todo el peso de este. Por el peso de los materiales, los apoyos deben ser adecuados para soportarlos por muchos años.

Puede surgir el problema de que sea una casa viaje, cuyas bases no estaban hechas para soportar tejas pesadas como de asfalto o cemento. Este problema se puede solucionar con chapas laminadas o de acero que mejoran la capacidad de la cubierta.

Problemas en los refuerzos

Las vigas no son el único soporte estructural de los techos. Si tienes un techo con vigas, también tendrás tirantes o riostras entre las vigas para ayudar con el soporte. En este caso, al igual que con las vigas, la ubicación tanto de la viga como de la riostra es lo que mantiene el techo en su lugar.

Como en cualquier estructura, las vigas, riostras y paredes dan el soporte. Por ello, las riostras deben construirse contra las paredes interiores.

Si las riostras soportan todo el peso, la cubierta eventualmente se debilitará y colapsará. Esto podría ocasionar hundimiento en el techo.

En las cubiertas metálicas se pueden dar problemas debido a fallas en las soldaduras, hormigones mal colocados y más.

Humedades y óxido

La humedad es un problema muy común en las cubiertas de madera, pueden ser por filtración o por condensación, también accidentales en zonas cerca de canalones, bajantes y sumideros. Esto puede llevar a la aparición de hongos, moho e insectos que debilitan la estructura.

Por otro lado, en las cubiertas metálicas pueden aparecer oxidaciones debido a la humedad. Estos son unos de los factores que aceleran el deterioro del techo.

Al saber cuáles son las patologías más comunes en las cubiertas podrás estar pendiente si ves alguna falla, ya que estas pueden causar, además, otros problemas. Contáctanos si necesitas ayuda para reparar o hacerle mantenimiento a tu cubierta y tejado.