que son equipos de protección colectiva
En la prevención de riesgos laborales se utilizan equipos para cada individuo, así como para todo el grupo de trabajadores. Dependiendo siempre de los peligros a los que se enfrenten. Hoy explicaremos qué son equipos de protección colectiva y los diferentes tipos. Aprende más al respecto con https://www.trabajosverticales-alvasa.com/.

Prevención de riesgos en áreas de trabajo

Todas las empresas deben tener las condiciones adecuadas para que los trabajadores desarrollen sus actividades con la mayor seguridad posible. Ese es el objetivo de la prevención de riesgos laborales, una disciplina que se encarga de establecer las medidas necesarias para reducir los peligros de accidentes.

Los técnicos en prevención de riesgos laborales se encargan de identificar los peligros existentes, evaluarlos y controlarlos. Pero es la formación de los trabajadores la medida principal para combatir los accidentes laborales. Esto junto con los procedimientos adecuados para minimizar las fatalidades.

Entre las medidas de protección laboral está el uso de equipos de protección colectiva e individual. Estos son esenciales para reducir los riesgos laborales y las empresas están en la obligación de proporcionarlos a los trabajadores.

Los equipos que se utilicen dependen del tipo de empresa y las actividades que realicen. No es lo mismo trabajar en una cocina que en un taller mecánico o ser técnico de trabajos en altura realizando impermeabilizaciones en Valladolid, por ejemplo. Las condiciones laborales son distintas en todos los casos y cada uno debe tener procedimientos específicos para controlar los riesgos asociados a la actividad.

¿Qué son equipos de protección colectiva?

Como mencionamos, entre las medidas que deben tomar las empresas está proporcionar equipos de protección individual y colectiva. A continuación definimos cuál es la diferencia entre estos y por qué ambos son importantes.

Los equipos de protección colectiva son aquellos que están dirigidos a proteger a varios trabajadores al mismo tiempo. Tal como con los individuales, depende de cuáles son los riesgos a los que se enfrentan se establecerán los equipos necesarios.

El objetivo de estos equipos es proteger frente a las consecuencias que tendría la materialización del accidente laboral. No están dirigidos a prevenirlos.

Además, estos deben estar acompañados de los equipos de protección individual (EPI) que correspondan.

Te puede interesar:  Importancia de los cascos en trabajos de altura

La protección individual es una técnica dirigida a proteger a un trabajador de los peligros externos. Estos pueden ser físicos, químicos o biológicos. Tampoco eliminan el riesgo como tal, sino las consecuencias que pudiera provocar.

Las características principales de los EPI son:

  • Tienen que ser de uso individual y exclusivo.
  • Asimismo, se ajustarán a las características anatómicas de cada usuario.
  • Los trabajadores deben conocer las características de los equipos que reciben.
  • Además, deben recibir el mantenimiento correspondiente. Este debe hacerlo una persona autorizada.
  • Deben almacenarse en las condiciones apropiadas y revisarse antes y después de cada uso.

Los EPI se clasifican en medios parciales de protección, que son los que protegen zonas específicas del cuerpo; y medios integrales, que proporcionan seguridad integral.

Con los EPI y las protecciones colectivas, los trabajadores deben tener la formación para utilizarlos bien, saber prevenir los riesgos y cómo actuar en caso de que ocurra un accidente. En el caso de los trabajos en altura, deben seguir los consejos de seguridad para prevenir los riesgos.
medidas de proteccion colectivas e individuales
Fuente infografía

Elementos de protección colectiva

Los equipos de protección colectivos varían de acuerdo a la actividad que realice la empresa. Aquí mencionamos los más utilizados en distintos campos, incluyendo los trabajos en alturas.

Andamios

Se trata de una construcción temporal que puede ser provisional, fija o móvil. Se utiliza para acceder a zonas de obras que son inaccesibles de otra manera. También para llevar los materiales y herramientas de trabajo hasta esa área.

Los andamios ayudan en la protección anticaída y en algunos casos no solo se usa para proteger a los trabajadores sino a transeúntes. Se pueden instalar en tierra o suspendidos, siendo estos los de mayor riesgo y se utilizan cuando no se puede utilizar ningún otro tipo de plataforma.

Redes de seguridad

Son protecciones que limitan la altura de las caídas. Para que funcionen deben ser flexibles, de manera que hagan bolsa en caso de que un trabajador caiga. Además, deben cubrir todo el espacio donde haya riesgo de caída y soportar el peso de un hombre que caiga por lo menos desde dos pisos de altura.

Existen diferentes tipos de redes. Algunas están pensadas para impedir la caída, otras las limitan. Además de recoger a los trabajadores en caso de caída, también se pueden colocar en huecos para evitar que esto ocurra.

Asimismo, las mallas metálicas impiden la caída de materiales a pisos inferiores que puedan causar daños a las personas que estén debajo.

Te puede interesar:  Factores de riesgo de los trabajos de altura

Las redes de seguridad verticales también se utilizan para proteger fachadas o espacios entre pilares.

Barandillas, pasarelas y escaleras

Estas son otras de las medidas de protección colectivas en alturas. Las barandillas se utilizan para resguardar del riesgo de caída cuando hay aberturas o desniveles en el área de trabajo. Estas deben ser rígidas, resistentes a los golpes y tener una altura mínima de 90 centímetros y un rodapié con 15 centímetros de altura mínimo.

Las pasarelas y escaleras también ayudan al desplazamiento entre una zona y otra. Deben llevar pasamanos cuando ambos lados son cerrados o si la anchura es superior a 1,2 metros.

También están los apantallamientos que se colocan para proteger ventanas y aberturas en trabajos en interior.
barandillas trabajos verticales

Vallado perimetral

El vallado perimetral de zonas de trabajo se utiliza para la protección tanto de trabajadores como visitantes. Estos impiden el acceso a zonas peligrosas y se utilizan, sobre todo, para resguardar máquinas, líneas de producción y bienes.

Es una de las medidas más comunes en zonas donde se realizan obras de construcción, así como en áreas industriales.

Resguardos

Se trata de una barrera de protección que se instala para evitar el contacto con máquinas y piezas en movimiento. Es una especie de carcasa que debe ser sólida, resistente, colocarse a una distancia apropiada, que no resulte peligrosa.

En sí mismo, este resguardo no debe representar un peligro para las personas y tiene que facilitar la sustitución de repuestos.

Barreras de protección térmicas

Se trata de recubrimientos que se colocan a superficies metálicas para aislarla térmicamente. Para ello se utilizan varias capas de un material aislante que tiene baja conductividad térmica.

Las barreras de protección térmica reducen la oxidación y la fatiga térmica de los componentes de los equipos. Gracias a esto se extiende su tiempo de vida útil.

Por otra parte, hay que señalar que existen centros de trabajo en los que se genera incomodidad térmica por diversas razones. Puede ser por temperaturas altas en el local, por la humedad o por estar expuestos a irradiación excesiva, entre otros.

Algunas formas de cuidar la salud de los trabajadores en estas circunstancias son colocar barreras físicas, como toldos y persianas, instalar sistemas de climatización y colocar un buen aislamiento térmico.

También se recomienda aislar los equipos que generan calor excesivo dentro del local y colocar extractores que permitan expulsar el calor.

Señalizaciones en el área de trabajo

Las señalizaciones dan al trabajador información relativa a la seguridad de las personas o los bienes, y contribuyen a prevenir accidentes.

Te puede interesar:  ¿Qué es el efecto péndulo y cómo evitarlo?

Pueden ser señales luminosas, acústicas, comunicación verbal, gestual o en forma de panel.

Las señales de panel son combinaciones de formas geométricas, colores y pictogramas que advierten sobre determinado riesgo. A estas señales se les puede añadir otra para brindar información adicional.

Existen diversas clases de señales de acuerdo a su significado. Estas pueden ser de prohibición, advertencia, obligación, salvamento e indicativas.

Barreras acústicas

Los lugares de trabajo en los que hay mucho ruido constituyen un riesgo para la salud de los colaboradores. Después de exponerse a ruidos muy altos, los trabajadores pueden sufrir pérdida de audición temporal o sentir sonidos en el oído luego después de salir del área de trabajo.

Hay equipos personales que los protegen de los ruidos intensos durante sus labores, como los tapones o las orejeras. Sin embargo, estos se pueden complementar con equipos de protección colectiva.

Entre ellos están las chaquetas de aislamiento acústico que se colocan sobre los equipos ruidosos para reducir el sonido. Sin embargo, estas no son aptas para todos los equipos.

Por tanto, hay situaciones en las que se deben usar barreras acústicas que son estructuras que se colocan alrededor de la zona donde se produce el ruido. De modo que el sonido queda atrapado y no afecta a los trabajadores.

Las paredes acústicas se pueden colocar tanto en zonas exteriores como en interiores.

Control de contaminantes químicos

Los agentes químicos son uno de los mayores riesgos para el personal en el área del trabajo. Estos pueden tener efectos tóxicos sobre quienes lo manipulan, lo transportan o están expuestos de alguna manera a los químicos.

Por tanto hay que tomar medidas que reduzcan la exposición a los químicos. Esto implica diseñar procesos que sean menos riesgosos, cambiar el producto por uno menos contaminante, aislar la zona donde se almacenan los químicos y donde se realizan los procesos. Cuando se trata de polvos se pueden utilizar, por ejemplo, métodos húmedos para atraparlos.

También hay que asegurarse de tener buena ventilación y mantener la higiene en el lugar de trabajo.

Sistemas de ventilación

Tener una buena ventilación en el área de trabajo permite mejorar la calidad del aire. Además, ayuda a reducir el calor que produce estrés térmico y evita que se acumulen en el aire agentes que producen enfermedades.

Es importante saber qué son equipos de protección colectiva y cuáles deben aplicarse en cada trabajo. Si tienes dudas sobre las técnicas de seguridad que se aplican en trabajos en altura, contáctanos.