qué causa la aparición de grietas en las paredes
Si te preguntas qué causa la aparición de grietas en las paredes, son muchas las potenciales razones. Algunas son simplemente un problema estético, otras pueden ser síntoma de algo más serio. Sigue leyendo para que sepas más sobre el tema y cuándo debes preocuparte si ves grietas en tu casa.

¿Qué causa la aparición de grietas en las paredes?

La respuesta más sencilla a esta duda es que algo se ha movido. Puede ser algo tan simple como yeso secándose o las paredes expandiéndose o achicando debido al clima. Este puede deberse a canalones que se filtran, raíces fuera de control, tejas faltantes, entre muchas otras posibilidades.

Por otro lado, las grietas también pueden ser el indicio de un problema estructural más grave.

Si no estás seguro de la causa específica de la grieta en las paredes, lo mejor es que consultes a un profesional experto en construcción de casas en Valladolid.

Ver una nueva grieta en la pared puede asustarte un poco. Pero antes de preocuparte, primero mira bien los indicadores que te dicen si es problemático o no. Por ejemplo, si la grieta se tapó y repintó, y no se ha vuelto a abrir es una señal de que el movimiento cesó. A veces, a pesar de que ha habido movimientos, todas las partes de la casa se ajustan y adaptan bien a las nuevas posiciones y se estabilizaron.

Construcciones nuevas

Si la casa es nueva, las grietas podrían aparecer porque la construcción se está estabilizando en sus bases. Estas grietas suelen ser muy finas y no crecerán con el tiempo.

Lo que se puede hacer es repararlas con masilla y volver a pintar. Una vez rellenadas las grietas no deberían volver a aparecer, si sucede deberías contactar a un ingeniero.

grietas en paredes

Construcciones viejas

Las casas viejas se van moviendo con el tiempo. Las construcciones tradicionales utilizaban materiales como cal, que permitían cierto desplazamiento.

Si ves una grieta en una casa antigua no debes preocuparte demasiado al momento que la descubres. Pero debes revisar qué sucede, si es una falla estructural o si es producto de la humedad, por mencionar algunas razones.

Las grietas superficiales son consideradas aquellas que tienen alrededor de 1/32 pulgadas de ancho, es decir, 0.6 cm y no deberían ser de preocupación. En cambio, las más grandes sí deben investigarse a fondo. En especial si comienzan desde el suelo y parecen volverse más anchas, ya que podrían ser signo de un problema estructural importante.

Contracción del yeso

La contracción del yeso es una de las causas más comunes de la aparición de grietas en las paredes. Sucede por la pérdida de humedad a medida que el yeso se seca y se fragua. Esta razón no es motivo para preocuparse y se puede reparar en la zona.

Solo debe reparar el yeso en la parte de la grieta y no se notará el problema.

Se puede disminuir la probabilidad de que el yeso se contraiga al momento de la construcción, reduciendo el tiempo de secado y manteniendo la habitación oscura, libre de corrientes de aire. Otra forma es mojar la pared antes de enyesar.

Humedades

Las humedades también pueden causar grietas, aparecerán junto con manchas oscuras en paredes y techos. Debes investigar estos problemas rápidamente si aparecieron después de una lluvia o inundación. Deben repararse con materiales apropiados por expertos.

Por otro lado, las grietas exteriores pueden causar humedades con el tiempo, lo que llevará a la aparición de más grietas.

Los morteros de cemento tienden a ser de baja permeabilidad y quebradizos, lo cual permite que entre el agua de lluvia a través de grietas muy finas. La solución puede ser usar un mortero adecuado u otro acabado protector.

grietas y moho

Grietas en el techo

Las grietas en el techo deben investigarse, porque tienen el potencial de ser graves. Pueden ser causadas por fallas en las uniones de yeso, movimiento estructural, fallas en las vigas, humedades, pestes, entre otros.

Si puede subirse al techo, con las medidas de seguridad correctas, revise la situación; también puede mirar desde dentro de la casa.

Para evitar problemas, utiliza siempre tornillos para fijar cualquier cosa, así evitará vibraciones en techos frágiles que pueden causar grietas. Si una unión entre listones falla refuérzala con yeso fresco desde arriba.

Mientras que si las grietas en el techo son por la contracción del yeso, solo debes repararlas y ya no se verán. Contrata a expertos para mayor seguridad.

Raíces de los árboles

Las raíces de los árboles pueden causar grietas en las casas. Si tienes árboles muy grandes cerca podría surgir este problema debido a que las raíces se van hacia abajo de las casas provocando hundimientos.

También, las raíces de los árboles podrían ser causantes indirectos de hundimientos, debido a la humedad que causan en la tierra.

Si ves que la causa de las grietas son los árboles, no tienes que cortarlos. Lo mejor sería ir dándoles un manejo y así reducir la absorción de humedad; además, se le ponen barreras a las raíces para evitar que crezcan hacia las bases de la casa.

Temblores

Cualquier movimiento de la tierra puede causar grietas. Si ves que esto pasa justo después del movimiento debes investigar si la estructura sufrió algún daño.

Hundimiento

Si las grietas son debido a hundimientos son de preocuparse. Esto sucede porque la tierra debajo de las bases de la casa están cediendo. Lo que indica que la pared tiene menos soporte, estas grietas tienen un patrón en forma de V.

Puede deberse a sequías, raíces de árboles, heladas, fugas de agua debajo de la casa, terreno pantanoso, una excavación cercana, entre otras razones.

Plantas trepadoras

Estas plantas se ven bien en la fachada de la propiedad, aunque debes tener cuidado con ellas porque pueden hacer que aparezcan grietas tanto en la pared exterior como interior. Si notas este problema lo mejor es eliminar la planta de raíz.

grietas grandes en paredes

¿Cuándo preocuparte por grietas en las paredes?

Podrás saber si una grieta en la pared es motivo de preocupación si tiene más de 0,6 centímetros de ancho y si crece con el tiempo.

Una sola grieta fina en las paredes interiores no debe ser motivo de preocupación. Puedes simplemente rellenar con masilla, esperar que se seque y volver a pintar. Pero si ves que hay varias grietas con un punto central, entonces deberías revisar a ver si hay un problema mayor.

También deberías ocuparte si ves que la grieta continúa creciendo en un corto período de tiempo.

En los casos en los que deberías preocuparte lo mejor es llamar a un ingeniero para que realice una inspección.

Puedes monitorear a ver si la grieta se mueve, simplemente por una marca con un lápiz donde termina, y escribe la fecha. Mira si ha crecido, si se abre o se cierra con distintas estaciones. Así sabrás si la grieta está “viva”, esto puede tomarte años.

Por otro lado, las grietas en las paredes exteriores deben investigarse siempre, ya que podrían ser un signo de problemas estructurales. Además, podrían ser el punto de entrada para humedades desde el exterior.

Ya sabes qué causa la aparición de grietas en las paredes y cuándo puede ser un motivo de preocupación. Contáctanos si tienes problemas de este tipo, somos expertos en construcción, reformas e impermeabilización.